Mira como llueve, ¡qué depresión de día!”

Seguramente en más de una ocasión has escuchado o incluso pronunciado alguna frase similar, donde utilizamos la palabra depresión como un sinónimo de tristeza o melancolía. Y es que debido a su gran incidencia, el término depresión está muy presente en nuestro lenguaje cotidiano y no solemos darle un uso adecuado.

Debemos tener presente que la tristeza es un estado transitorio y una reacción normal y natural del ser humano. Pero cuando hablamos de depresión nos estamos refiriendo a un estado duradero y una reacción psicopatológica que se caracteriza por mantener un carácter mucho más duradero en el tiempo e interferir severamente en la vida cotidiana de quienes la padecen. Las personas con depresión no solo sienten tristeza, existen incluso depresiones que no cursan con este síntoma. Son incapaces de disfrutar, se encuentran abatidas, experimentan sentimientos de irritabilidad, malestar, impotencia, frustración, etc.

Es muy importante que entendamos que la depresión es una condición clínica, que puede aparecer en todos los géneros y edades y afecta a 1 de cada 10 personas a lo largo de la vida. De hecho, según la OMS (Organización Mundial de la Salud) en poco tiempo la depresión será la segunda causa de incapacidad en el mundo.

Un aspecto a tener en cuenta a nivel mundial, además de la estigmatización asociada a los trastornos mentales, son los recursos de atención a la salud mental y la gran diferencia que existe en países con diferencias económicas, ya que más del 75% de las personas afectadas en los países de ingresos bajos no recibe tratamiento. Por ello es fundamental dar prioridad a la salud mental.

Pero sobre todo resulta trascendental que desterremos de una vez por todas la creencia de que sentirse deprimido es algo trivial e irrelevante, que incluso no se trata de un problema psicológico de primera magnitud, que basta con ponerle un poquito de buena voluntad para superarla. Nada más falso.

Muchas han sido las voces que en los últimos tiempos han puesto un altavoz a su depresión dando un paso más en la normalización de los servicios de salud mental.

Resulta necesario que conozcamos las señales de aviso de la depresión para poder identificarla a tiempo y contar con ayuda terapéutica profesional lo antes posible. Un abordaje temprano resulta vital en este tipo de trastornos, ya que evitará que los síntomas se intensifiquen o que la recurrencia de los episodios se incremente.

Síntomas y signos de la depresión.

Aunque los síntomas más característicos de la depresión son generalmente un estado de ánimo negativo (tristeza, vacío, ansiedad…), una reducción de las actividades placenteras y falta de energía, pueden ser más complejos y manifestarse de distintas formas dependiendo de cada caso concreto. Incluso pueden ser contrarios en dos personas diferentes, como por ejemplo producir insomnio en una y todo lo contrario, hipersomnia, en otra.

Respecto a la duración de los episodios depresivos, también encontramos gran variabilidad. Para que un estado de tristeza persistente sea considerado un episodio depresivo tiene que tener una duración mínima de 2 semanas. Hay casos que únicamente tienen uno de estos episodios y son de corta duración, otros cuentan con episodios depresivos más recurrentes que pueden repetir ciclos de depresión. Incluso en ocasiones una depresión se puede cronificar y mantenerse sintomatológicamente activa durante años.

En cuanto a su intensidad, cabe señalar que pueden producirse depresiones muy intensas y otras que son más constantes pero de menor intensidad. Incluso en un mismo caso se pueden producir diferentes episodios con una intensidad variable en cada uno de ellos.

¿Existen distintos tipos de depresión?

La depresión se puede manifestar de diferentes maneras. Dependiendo de factores como la duración, la intensidad, la evolución o el tratamiento a seguir, podríamos estar hablando de:

¿Cómo superar una depresión?

Debemos tener claro que el primer paso para salir de una depresión es contar con ayuda profesional cualificada. Al tratarse de un problema psicológico que origina gran malestar y limita muchas áreas de la vida, resulta fundamental atajar los síntomas lo más pronto posible para evitar su posible cronificación. Si sospechas que puedes estar sufriendo un episodio de depresión, no esperes más para acudir a terapia psicológica. Cuanto antes lo hagas, más cercana tendrás tu recuperación.

Si buscas una solución a tus problemas, o quieres informarte sobre nuestras terapias, ponte en contacto con nosotros. Nos puedes localizar en el teléfono 659292692, en el correo contacto@garnelopsicologia.com o a través de nuestra página web. Estamos para ayudarte.