Conseguir una relación satisfactoria de pareja no es una tarea sencilla. Encajar el mundo individual con la convivencia común supone encontrar un difícil equilibrio entre las necesidades personales y de interacción entre cada uno de sus miembros. Cuando este equilibrio no se logra aparecen los conflictos de pareja, más comunes cuando vivimos en una sociedad que impone de forma abusiva y creciente un alto número de horas de trabajo y obligaciones. En definitiva, que condiciona poder atender las demandas recíprocas de atención y afecto tan necesarias en una relación de pareja.

Los conflictos de pareja son una realidad común que ocurre en el ciclo vital de cualquier relación afectiva. La cuestionan y la ponen a prueba, se trata de un momento vital de la relación que puede ser una oportunidad para la reflexión y para identificar aspectos emocionales, de conducta y pensamiento de cada una de las personas que forman la pareja y que se ponen de manifiesto ante los conflictos.

Debemos tener presente que la base para una buena relación de pareja se fundamenta en una buena comunicación, afecto, autonomía, confianza, consenso y relaciones sociales. Aprender a comunicarnos eficazmente por medio de la asertividad y crear un vínculo seguro y autónomo con nuestra pareja es una clave fundamental para poder lograr que una relación lo más satisfactoria posible.

Una crisis de pareja es una situación difícil, pero también puede convertirse en el momento propicio para encontrar los verdaderos vínculos entre dos personas que tienen diferencias en la forma de ver e interpretar la realidad. En definitiva, para el autoconocimiento de los miembros de la pareja y en consecuencia de la propia relación. El verdadero problema no son los conflictos, sino la manera de gestionarlos. Reaccionar ante el conflicto de forma adecuada supondrá una forma de fortalecer la relación, pero si se hace incorrectamente puede perjudicarla gravemente.

Aquí entra en juego la terapia para conflictos de pareja, una medida que nos dará las herramientas y habilidades necesarias para hacer frente a cualquier conflicto de pareja, sea cual sea su causa, y buscar soluciones satisfactorias para ambos miembros.

Causas comunes de los conflictos de pareja.

Son muchas las razones que por las que puede surgir un conflicto, pero lo importante es la aceptación del hecho en sí por la pareja y con la menor distorsión por ambas partes. Las causas más comunes son:

La terapia como solución a los conflictos de pareja.

Los conflictos son inherentes a la pareja, lo que no es inherente es la forma de afrontarlos. La terapia de pareja es un tipo de consulta de psicoterapia destinada a analizar y tratar los conflictos surgidos en el seno de una relación. Se desarrolla en un marco de total confianza, creando un clima colaborativo entre los miembros de la pareja y el psicólogo, con un enfoque destinado a la resolución de los conflictos y una mejora de la relación, del apego y de la intimidad. Este tipo de terapia basa en técnicas cognitivos conductuales, en técnicas de comunicación efectiva, intercambios positivos y expresión de sentimientos, solución de problemas y negociación.

Si buscas una solución a tus conflictos de pareja, o simplemente quieres informarte sobre nuestras terapias, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nos puedes localizar en el teléfono 659292692, en el correo contacto@garnelopsicologia.com o a través de nuestra página web. Estamos para ayudarte.