659292692 - Travesía Conde Duque, 19. 28015 Madrid contacto@garnelopsicologia.com

Vigilar y castigar: Disciplina y Panoptismo.

Foucault, historiador, psicólogo y filósofo, entiende “las tecnologías del yo” como “prácticas sensatas y voluntarias por las que los hombres no solo se fijan reglas de conducta, sino que buscan transformarse a sí mismos, modificarse en su ser singular y hacer de su vida una obra que presenta ciertos valores estéticos y responde a ciertos criterios de estilo.”

 

En lugar de confesiones extraídas con tortura, tiene lugar un desnudamiento voluntario.

El smartphone sustituye a la cámara de tortura. El Big Brother tiene un aspecto amable. La eficiencia de su vigilancia reside en su amabilidad.

En “Vigilar y Castigar”, Michel Foucault examina los mecanismos sociales y teóricos que hay detrás de los cambios masivos que se produjeron en los sistemas penales occidentales durante los siglos XV y XVIII. Dicha obra se divide en cuatro partes: Suplicio, Castigo, Disciplina y Prisión.

En la tercera parte (Disciplina) analiza los cambios aparecidos en diversas instituciones con el fin de relacionar  las nuevas formas de control de los individuos que aparecen en estos escenarios con el análisis de la economía de castigo.

 

 

Las disciplinas basan su éxito en la utilización de determinados instrumentos simples:

  • Vigilancia jerarquizada: La vigilancia debe ser una mirada sin ser vista.
  • Castigo disciplinario: Corregir desviaciones, cuantificar conductas y cualificar individuos, premiar ascendiendo y castigar degradando, etc.
  • Examen: Una vigilancia que permita calificar, clasificar y castigar.

 

Principios que materializan lo que conocemos como panóptico: un edificio perfecto para ejercer la vigilancia, diseñado por Jeremy Bentham (filósofo, economista, pensador y escritor inglés de los siglos XVIII-XIX), padre del utilitarismo.

El efecto más importante del panóptico es inducir en el detenido un estado consciente y permanente de visibilidad que garantiza el funcionamiento automático del poder, sin que se esté ejerciendo de manera efectiva en cada momento, puesto que el prisionero no puede saber cuándo se le vigila y cuándo no. Un laboratorio de técnicas de modificación de conducta que permite perfeccionar el ejercicio del poder.

 

 

 

Llegados a este punto, entra en escena un nuevo concepto. Si el panóptico vigila a los reclusos en el sistema, el Bannoptikum identifica a las personas hostiles al sistema y las excluye.

La empresa de datos Acxiom comercia con datos personales de aproximadamente 300 millones de estadounidenses, esto es, prácticamente todos. En esta empresa, los individuos son agrupados en 70 categorías. Se ofertan en el catálogo como mercancías. Aquellos con un valor económico escaso se los denomina “basura”.  El Big Data da lugar a una sociedad de clases.

Gilles Deleuze, filósofo francés anuncia en 1995 su “Política del silencio”, dirigida contra la psicopolítica neoliberal que obliga precisamente a la comunicación y a la información:

“La dificultad hoy en día no estriba en expresar libremente nuestra opinión, sino en generar espacios libres de soledad y silencio en los que encontremos algo que decir. Fuerzas represivas ya no nos impiden expresar nuestra opinión. Por el contrario, nos coaccionan a ello. Qué liberación es por una vez no tener que decir nada y poder callar, pues solo entonces tenemos la posibilidad de crear algo singular: algo que realmente vale la pena ser dicho”

error

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram