659292692 - Travesía Conde Duque, 19. Madrid contacto@garnelopsicologia.com

Garnelo Psicología es un centro especializado en el abordaje terapéutico mediante los modelos sistémico, cognitivo-conductual y EMDR.

La terapia es un proceso con una duración variable en el tiempo, en el que no solo se trabaja en las sesiones, si no también durante el tiempo que transcurre entre ellas mediante tareas y actividades pautadas acorde al tipo de caso. Las consultas serán de, como mínimo 50 minutos, salvo por circunstancias especiales en las que se pactaría el horario previamente con el paciente.

Terapia Sistémica: El eje de esta terapia se centra en la dinámica de los procesos de comunicación, en las interacciones entre los miembros del sistema que lo componen. El enfoque se orienta al cambio de los procesos de comunicación e interacción manteniendo la idea básica de comprender a la persona en su entorno.

Terapia Cognitivo-Conductual: La conducta humana es aprendida y en este aprendizaje se relacionan pensamiento, conducta y emoción, de modo que un cambio en uno de ellos afecta a los otros dos componentes.

EMDR: (Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares) Es un abordaje psicoterapeútico en el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida de las personas, desde fobias, ataques de pánico, muerte traumática y duelos o incidentes traumáticos en la infancia. También se usa para aliviar la angustia y/o la fobia de hablar en público, para mejorar el rendimiento en el trabajo, en los deportes y en las interpretaciones artísticas.

↓ Fases de la terapia ↓

Evaluación

El procedimiento de intervención se divide principalmente en cuatro etapas:

En primer lugar tiene lugar la fase de evaluación en la que se realizará una entrevista para conocer la demanda, el motivo de consulta.

Esta entrevista se realizará de manera presencial, con una duración variable, y sólo en casos puntuales podrá realizarse de modo telefónico o por correo electrónico.

El principal objetivo que se busca es poder recopilar toda la información necesaria sobre el motivo que trae al paciente a consulta para, así, poder establecer un plan de tratamiento individualizado.

Explicación de la hipótesis

A continuación, se procederá a la explicación del análisis funcional, es decir, transmitir al paciente toda la información relevante sobre su problemática: qué ocurre y porqué ocurre, y la programación del tratamiento.

* La duración de un tratamiento queda sujeta a la adaptación, motivación y capacidad de resolución del conflicto durante el proceso terapéutico; así como a la necesidad generada por la demanda de continuar en el tiempo dicho proceso.

Tratamiento

La última etapa es la propia intervención. En esta fase el paciente aprende nuevas estrategias para enfrentarse a sus problemas.

El terapeuta adecuará la técnica o técnicas precisas a cada sujeto, respetando la singularidad de cada individuo y ofreciendo una perspectiva integradora en la que la búsqueda de soluciones.

Normalmente el terapeuta propondrá tareas a realizar durante la semana, entre sesiones, con el objetivo de poner en práctica y reforzar los aprendizajes realizados en consulta.

La duración del tratamiento y la frecuencia temporal de las sesiones dependerán de diversos factores, tales como la motivación al cambio, la adherencia al tratamiento por parte del paciente, las habilidades del terapeuta u otras circunstancias que se irán presentando a lo largo de la terapia.

Seguimiento

Una vez alcanzados los objetivos terapéuticos marcados en las primeras fases pasaremos a consolidar los aprendizajes y que el paciente los incorpore definitivamente a su vida diaria.

En esta fase las sesiones son cada vez más espaciadas en el tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies