659292692 - Travesía Conde Duque, 19. Madrid contacto@garnelopsicologia.com

Trastornos de ansiedad.

¿Por qué es importante buscar tratamiento para estos trastornos?

Los síntomas de ansiedad nos alertan de una situación que si no se trata a tiempo tiende a empeorar y puede tener consecuencias graves en la persona. Además de deteriorar nuestro bienestar psicológico, la ansiedad puede afectar negativamente a nuestras relaciones familiares, afectivas, a nuestra actividad económica o académica, etc.

Por ejemplo, una persona con ataques de pánico recurrentes evitará aquellas situaciones en las que puede desencadenarse un ataque. Esta conducta evasiva puede desembocar en agorafobia. Evitar situaciones que nos generan ansiedad pueden potenciarla e incluso desviarla a otras situaciones y ámbitos. La ansiedad llama a la ansiedad. Una persona con ansiedad social puede limitar su interacción con otras personas por el miedo catastrófico que ejercen sobre él los síntomas de la ansiedad, afectando tanto a su vida profesional como personal.

Además, las personas que padecen ansiedad y no buscan tratamiento psicológico son propensas a padecer otros trastornos psicológicos, como la depresión, y tienen una mayor tendencia al abuso de ansiolíticos, alcohol y otras drogas.

 

A lo largo de nuestra vida todos hemos sentido ansiedad en algún momento. En gran parte de los casos se trata de un estado útil, nos indica que algo no va bien o que existe una amenaza y nos dispone a actuar. De la misma manera que si se nos presenta una situación peligrosa el sentir miedo puede alertarnos del peligro, la ansiedad funciona de la misma manera. Es un sistema de alerta instalado en nuestro organismo cuya finalidad es nuestra protección.

El problema surge cuando la respuesta ansiosa es excesiva y desproporcionada, o cuando la amenaza que percibimos no existe como tal. Es en ese momento cuando en lugar de prepararnos para la acción, la ansiedad nos bloquea o dificulta la puesta en marcha de conductas enfocadas a resolver el problema en cuestión.

 

Ante esta situación debemos convertirnos en nuestro mejor aliado y solicitar ayuda.

Los profesionales de la salud mental tenemos un amplio catálogo de recursos para ayudar a afrontar esas situaciones delicadas poniéndole nombre y apellidos a lo que nos está ocurriendo. Y lo que es más importante, saber de dónde viene, por qué ocurre, y cuándo ocurre.

 

Un trastorno de ansiedad puede presentarse de muy diversas formas:

Anticipación de catástrofes, insomnio, temor o preocupación constante, sensación de falta de aire, excesiva preocupación sobre acontecimientos negativos, dificultad de concentración, sensación de agotamiento, sequedad de boca, taquicardias, dolor de cabeza, temblores, etc.

 

Si has padecido alguno de los siguientes síntomas no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Podemos ayudarte.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies