659292692 - Travesía Conde Duque, 19. 28015 Madrid contacto@garnelopsicologia.com

COMPONENTES BÁSICOS DE LAS HABILIDADES SOCIALES.

 

Las habilidades sociales son comportamientos complejos donde se mezclan componentes de diversa índole. Cuando queremos que los demás escuchen y valoren una queja, por ejemplo, tenemos que tener en cuenta no sólo las palabras (componentes verbales), sino el tono y actitud que empleemos (componentes no verbales)

Engloban dos tipos de componentes: los verbales (discreto, fácil de controlar, consciente, de aprendizaje directo) y los no verbales (continuos, difíciles de controlar, inconscientes y de aprendizaje informal)

La comunicación no verbal nos permite enfatizar nuestro discurso, pero a veces también contradice lo que estamos diciendo.

 

Comunicación no verbal:

 

Expresión facial: Es importante que concuerde con el mensaje verbal. Ante la ambigüedad, el oyente se queda con la información no verbal.

Mirada: Da información sobre la actitud del interlocutor, pero sobre todo sirve como apoyo al habla.

Sonrisa: Fundamental para iniciar una interacción. A lo largo de una conversación resulta apropiado para transmitir comprensión.

Postura Corporal: Ofrece mucha información extra sobre nosotros mismos. Los cambios posturales contribuyen al flujo de la conversación.

Gestos: Tienen un objetivo claramente informativo y son muy dependientes del contexto social. Se trata de acciones, con un claro componente cultural, que tienen sentido en la medida en que son vistas por el interlocutor.

Proximidad: El grado de proximidad expresa la naturaleza de la relación y varía según el contexto, con un importante componente cultural.

Apariencia personal: Elemento importante en un primer momento, pero que va perdiendo importancia a medida que prospera la relación.

 

Componentes paralingüísticos:

 

El volumen: Un volumen excesivamente alto puede denotar agresividad, mientras que uno muy bajo puede indicar una actitud temerosa.

El tono: Una misma frase puede ser un cumplido o una burla según el tono empleado. La entonación con la que se pronuncia la frase puede modificar el mismo mensaje, por ello se trata de un componente fundamental.

La fluidez: El habla entrecortada puede dar impresión de inseguridad, mientras que llenar el tiempo de expresiones de relleno tipo muletillas puede denotar ansiedad.

La velocidad: Directamente relacionada con el uso de los silencios. Hablar muy rápido puede indicar ansiedad y enturbiar el mensaje, mientras que hacerlo muy despacio puede hacer que se pierda el hilo.

 

Componentes verbales: la conversación.

 

Duración del habla: Es conveniente establecer un ritmo de intercambio de conversación en el que se asuma aproximadamente un 50% del peso de la interacción, sin monopolizar en forma de monólogo, pero sin caer tampoco en la postura pasiva de escuchar sin enriquecer.

Retroalimentación: Quien habla necesita feedback (con la mirada, la actitud,…) del receptor de manera regular e intermitente, para saber si se le entiende, se le cree, etc.

Las preguntas: Además de para obtener información, nos permiten expresar interés, facilitar el inicio de una conversación, prolongarla o acortarla, en función de si las preguntas son abiertas (facilitadoras), o cerradas (reducen posibilidades).

Habla egocéntrica: A veces, por miedo al silencio, hay personas que toman por completo las riendas de la conversación con verdaderos monólogos.

error

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
error

Enjoy this blog? Please spread the word :)

Facebook
Facebook
LinkedIn
Instagram