659292692 - Travesía Conde Duque, 19. 28015 Madrid contacto@garnelopsicologia.com

Elogio de la lentitud (I): Los riesgos de la vida apresurada.

Existe un lagarto de apariencia similar a la iguana, de temperamento nervioso y acelerado, con una notable habilidad para caminar sobre la superficie del agua cuando afronta situaciones de peligro, desplegando unos lóbulos dérmicos que funcionan como aletas. Cuando nuestro lagarto reduce la velocidad, se hunde y tiene que nadar del modo normal al de cualquier otro lagarto. Este género de lagartos recibe el nombre de Basilisco, aunque en algunas regiones debido a esta habilidad especial recibe el nombre de “Jesucristo” en referencia a un pasaje bíblico.

En este sentido, no es difícil observar una analogía entre la concepción del tiempo de la cultura occidental y la velocidad del lagarto Jesucristo. En occidente el tiempo es lineal, una flecha que une los puntos A y B, al contrario ocurre en Oriente en donde el tiempo es percibido como algo cíclico, algo que viene y va al mismo tiempo y se renueva constantemente como el aire que respiramos.

La conexión se refleja en el ritmo urgente de la vida capitalista en la que nos vemos inmersos. En cierto modo, existimos para servir a la economía, cuando en realidad debería ser al revés. Cuanto más tiempo dedicamos a producir (invertir tiempo en hacer, hacer y volver a hacer) más improductivos nos volvemos, tendemos a cometer más errores y lo que es peor, somos más infelices. A parte de las dolencias producidas por el estrés: ansiedad, depresión, insomnio, jaquecas, hipertensión, asma y problemas gastrointestinales, por mencionar sólo unos pocos trastornos.

Karoshi es una palabra japonesa que significa “muerte por exceso de trabajo” y consiste en aumentar las horas de trabajo y productividad “mientras el cuerpo aguante”. En el año 2001 en Japón se llegó a una cifra record: 143 víctimas de la karoshi. El exceso de trabajo es un riesgo para la salud ya que deja menos tiempo y energía para el ejercicio y nos hace más proclives a beber alcohol o alimentarnos de una manera cómoda pero inadecuada. No es coincidencia que las naciones más rápidas sean también a menudo las que tengan unos índices de obesidad más altos. Muchas personas, a fin de mantenerse al ritmo marcado por la producción aumentan el consumo de estimulantes como el café o la cocaína, así como las anfetaminas, todas ellas sustancias más adictivas que la heroína y que pueden provocar depresión, agitación y conductas violentas.

“Es inevitable que una vida apresurada se convierta en superficial. Cuando nos apresuramos, rozamos la superficie y no logramos establecer verdadero contacto con el mundo o las demás personas” Milan Kundera

No dormir lo suficiente puede dañar los sistemas cardiovascular e inmunitario, provocar diabetes y dolencias cardiacas, así como indigestión, irritabilidad y depresión. Dormir menos de 6 horas por la noche puede debilitar la coordinación motriz, el habla, los reflejos y el juicio. La fatiga ha desempeñado un papel en algunos de los mayores desastres de la era moderna: Chernobyl, Exxon Valdez, la isla de las Tres Millas, Desastre de Bophal y el transbordador espacial Challenger.

Existimos conectados a la dictadura tecnológica y a la velocidad de conexión de nuestros módems (¿alguien que no se haya quejado por la poca velocidad de conexión de Internet en alguna ocasión?) Nuestra cultura veloz premia la rapidez y la efectividad, es por ello que el tiempo nunca es suficiente para vivir y tratamos de ocuparlo y amontonar tantas actividades y experiencias como sean posibles: tener un buen trabajo, asistir a cursos de diversas disciplinas, aprender nuevas tareas y oficios, ir al gimnasio o la piscina, leer el periódico y las redes sociales, estar a la moda, ir al cine, tener una vida satisfactoria en pareja, ir de vacaciones, etc. Lo queremos todo.

El resultado de todo esto es una escisión entre lo que queremos de la vida y lo que realmente podemos tener, provocando la sensación de que nunca tenemos tiempo suficiente.

Pablo Garnelo Fernández.

Artículos de interés:

Accidente nuclear de Chernobyl. http://energia-nuclear.net/accidentes-nucleares/chernobyl.html

Desastre del Exxon Valdez. http://es.wikipedia.org/wiki/Desastre_del_Exxon_Valdez

Accidente d Three Mile Island. http://www.ecologistasenaccion.es/article24.html

Desastre de Bophal. http://es.wikipedia.org/wiki/Desastre_de_Bhopal

Accidente Del trasbordador espacial Challenger. http://es.wikipedia.org/wiki/Accidente_del_transbordador_espacial_Challenger

Referencias bibliográficas:

Milan Kundera “La Lentitud” 1996

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies